La pandemia provocada por el SARS-CoV-2 ha visibilizado, una vez más, el rol indispensable que la educación, la ciencia y la tecnología, junto a la divulgación e intercambio de conocimiento, tienen en el progreso de nuestras sociedades. Las redes de cooperación científica para la secuenciación genética del virus, las investigaciones para descubrir sus vías de contagio y mecanismos de desarrollo dentro del organismo humano; y por supuesto el desarrollo de no una, sino varias vacunas en tiempo récord, son una demostración irrefutable de la capacidad que tienen ciencia y tecnología para encontrar soluciones cuando se consiguen aunar voluntades, apartar diferencias y destinar recursos a la Investigación, el Desarrollo y la Innovación.

Por ello, desde la Universidad Internacional de Valencia-VIU hemos elegido centrar nuestra nueva campaña de comunicación en el rol de la educación, la ciencia y la tecnología en este contexto de crisis, y cómo se han convertido en los protagonistas del momento que estamos viviendo. Bajo el lema “Nos salvará la educación, la ciencia y la tecnología” la campaña destaca el valor de la educación superior y la importancia fundamental de seguir formándose y especializándose para crecer y hacer crecer nuestro entorno.

Para profundizar en cómo la pandemia ha visibilizado la necesidad de dar mayor apoyo a la ciencia y de fomentar la divulgación de conocimiento científico; y el papel de las universidades en la creación y divulgación de este tipo de conocimiento, nos pusimos en contacto con la Dra. Ana Pellín Carcelén, Directora de Área de la Facultad de Ciencias de la Salud de VIU.

¿Crees que la pandemia ha aumentado el interés del público generalista por las ciencias?

Considero que la pandemia ha evidenciado lo necesaria que es la ciencia y el conocimiento de la misma para una correcta evolución de la sociedad. La proliferación y el éxito de los bulos y las “fake news” no hacen más que confirmar la falta de cultura científica que existe en la población general y la necesidad de fomentarla.  Sí creo que la pandemia lo que ha aumentado es la conciencia sobre la importancia de la educación en la cultura científica y la divulgación del conocimiento que genera, a través de canales creíbles y veraces.

La colaboración de la comunidad científica para desarrollar vacunas en tiempo récord ha sido un logro histórico ¿Crees que puede señalar un punto de inflexión cara al futuro para desarrollar una nueva manera, más abierta, de trabajar?

Es indudable que la colaboración de la comunidad científica, en especial la colaboración de los sectores públicos y privados de la investigación ha contribuido a este rápido desarrollo. Pero no hay que olvidar que el mayor factor que ha influenciado este proceso ha sido el factor de la financiación. El desarrollo de la vacuna ha sido, y sigue siendo un interés común y global, lo cual ha promovido que la financiación de las distintas líneas de investigación fuese mayor y más ágil.

¿Cuál crees que debe ser el papel de la universidad en la tarea de crear y divulgar conocimiento científico? (tanto en lo formativo como en la investigación)

La razón de ser de todas las universidades se basa en el doble eje formación - investigación. La universidad debe cumplir su función de formar profesionales desde el rigor científico, y para ello es imprescindible la investigación. Pero también creo que las universidades deben adoptar como función propia la divulgación de estos conocimientos al público general. No se trata únicamente de tener profesores expertos en determinadas materias y formar profesionales especializados con mayor conocimiento de su campo; sino que también las universidades debemos promover la cultura científica entre el conjunto de la población.

Video Campaña haz click para ver

Puedes ver y compartir la campaña haciendo click en la imágen